Chacinados de Roberto Ponce

Nutrición

¡Probá la carne de cerdo!

La carne de cerdo ofrece una gran variedad de beneficios nutricionales muy poco difundidos.

Es un alimento magro, rico en hierro y vitaminas, sin exceso de calorías, ideal para quienes buscan una alimentación más sana y equilibrada.

Es una excelente fuente de vitaminas del grupo B, con cinco veces más vitaminas B1 que otras carnes. Posee la mejor relación sodio-potasio, por lo que resulta muy recomendable para quienes sufren hipertensión.

La carne de cerdo aporta un 60 % de grasas insaturadas (principalmente monoinsaturadas) beneficiosas para nuestro organismo, mientras que la carne de vaca tiene un 55% de insaturadas y el cordero un 47 %. El consumo de este tipo de grasa contribuye a reducir los niveles de colesterol llamado Colesterol Malo o LDL y aumentar el llamado Colesterol Bueno o HDL.

Al no ser rumiantes los cerdos no fabrican grasas trans (grasas relacionadas con el aumento del colesterol sanguíneo) que sí están presentes en la carne de vaca.

Por otra parte es un producto muy versátil y de fácil preparación para lucirse en la cocina moderna, con cortes muy similares al de la carne vacuna.

LA CARNE DE CERDO ES SANA, SALUDABLE Y SABROSA.

NO PIERDAS LA OPORTUNIDAD DE DISFRUTARLA

HOY MISMO.